Los placeres del verano

Los placeres del verano

547778_605444346135233_663261239_nSeguro que Marco Polo, en el siglo XIII,  no se imaginaba que la receta que introdujo en Roma  al regreso de sus viajes de Asia iba a tener tanto éxito en un futuro remoto para él. Lo que hoy conocemos como helado tiene como origen unos primitivos “sharbets” de fruta y miel que los árabes hacían con hielo traído de las montañas nevadas. Anteriormente los chinos también habían probado a juntar hielo, frutas y leche… y el resultado les debió de gustar  bastante!  De Italia pasan a Francia y es allí dónde añaden huevo a las recetas tradicionales. El italiano Procopio abre en París en 1660 el Café Procope, allí es donde se empiezan a popularizar los helados con leche en su base en vez de agua. Ya tenemos pues la base de lo que hoy conocemos como helado: leche o crema de leche + huevo + frutas, especias, condimentos y azúcar o edulcorantes…. Todos ellos mezclados y enfriados a bajas temperaturas.

Hoy en día, para la mayoría, helado es sinónimo de calor, verano, postre, merienda, capricho, placer…. Y por cierto, un placer muy rico nutricionalmente hablando!! Fuente de vitaminas, minerales, carbohidratos, proteínas, fibra y lípidos.

Hoy en día encontramos distintas versiones, pero como todo…. Los clientes / consumidores cada vez valoramos más que lo que nos tomamos sea lo más natural y artesano posible. Hagamos un repaso…

  • Helados Industriales: Son los helados que podemos conseguir en los supermercados, quioscos o algunos restaurantes (¡menos mal que cada vez en menos!) .

Estos helados se elaboran de forma automática empleando saborizantes y colorantes para realzar su aspecto y sabor; es un helado con una gran cantidad de aire incorporado; es decir, muy liviano. Por estas razones se puede ofrecer a un precio muy bajo. Generalmente están cargados de conservantes, colorantes y estabilizantes.

  • Helados Artesanales: Son helados que se consiguen únicamente en heladerías artesanas, restaurantes (¡menos mal que cada vez en más!), tiendas gourmet especializadas…

Se elaboran de forma artesanal; son helados de alta calidad. En su elaboración se emplean únicamente productos frescos y, al contrario que en el caso los helados industriales, no se utilizan saborizantes, colorantes ni conservantes. Tienen mucho menos aire incorporado y un aspecto muy cremoso. Su precio es considerablemente mayor que el del helado industrial, debido a la calidad y cantidad de los productos empleados.

A mi me da la sensación de que cada vez valoramos más este tipo de producto, que es el que más se asemejaría al de la receta tradicional que Procopio empezó a ofrecer en su Café de París. Y esta receta si que es buena, buena nutritivamente hablando…

Y además en este campo es dónde los “maestros heladeros” compiten cada año por el sabor más original o la textura más cremosa… Como en la alta cocina, aquí es dónde la imaginación y el afán de ofrecer algo novedoso, distinto e incluso esa labor de “investigación culinaria” entran en juego y compiten. De esta forma, se crean sabores nuevos, de vanguardia, que nada tienen que ver con los clásicos nata, chocolate, vainilla y fresa…. ¿De pinienta y clavo? ¿De té verde? ¿Vainilla de Madagascar con frutos rojos? ¿Dalmata?… y un largo etc…

  • Helado Soft: Es el helado que podemos conseguir en los restaurantes de comida rápida. La mezcla base se coloca en una pequeña mantecadora y accionando un grifo se extrae el helado en el momento.

La característica principal es la gran cantidad de aire que tiene dentro; es decir, que es muy liviano y tiene una textura muy suave. Es un helado que no necesariamente es de baja calidad. No requiere de la operación de congelación a la que se someten los otros tipos de helado después de la formación de la emulsión. Generalmente su base principal es la leche y el aroma de vainilla..

La última incorporación al mundo del helado Soft, cada vez más de moda, es el  Frozen Yogurt . Si la mezcla está bien hecha y los ingredientes son de calidad, estos también resultan muy sanos y nutritivos. Los mejores que conozco están hechos con una base de leche en polvo desnatada, leche desnatada y yogurt desnatado no edulcorado. Se sirve en vasitos y se decoran con toppings: fruta natural, siropes, chocolates, gominolas…. Evidentemente, si elegimos las últimas opciones perdemos aquello de lo “sano y natural”, pero allá la conciencia de cada cual!!!

Y a partir de aquí cada uno se refresca con lo que quiere (y puede…)… Otras alternativas al helado son los granizados, sorbetes, smooties, frapés, batidos naturales bien fríos, horchata…etc…

Granizados y sorbetes: hielo, más o menos picado con jugos de fruta o siropes de distintos sabores. Pueden incorporar bebidas alcohólicas…. Estos apetecen mucho cuando nos sentamos en una terracita en verano. Son muy ligeros y refrescantes. Solemos decir que “ayudan a bajar la  comida” entre plato y plato en una boda.

Smoothies: batido de fruta muy suave. Es una bebida cremosa no alcohólica preparada a base de trozos y zumos de fruta, concentrados o congelados, mezclados tradicionalmente con productos lácteos, hielo o helado. Es una de las últimas modas traídas de Inglaterra, se caracteriza por su textura cremosa y densa a la vez y porque para su elaboración sólo se utiliza fruta fresca, pulpa de fruta fresca o jugos muy concentrados.  Si los inkgr6edientes son de calidad son una opción más de estas “sanas y nutritivas” y a la vez más Light que un helado… Ideal para los que llevan las calorías a raya!

 

Frappés: son la opción ideal con la que se refrescan los amantes del café…  de procedencia griega, incorpora en su receta: hielo, café y espuma de leche, nata o similar… El Frappé podemos decir que no tiene historia ya que nace en el siglo XX y está todavía en una incipiente expansión y consolidación. Las recetas admiten licor.

 

Batidos naturales: leche y frutas o helado y frutas, bien batido y bien fresquito…. Mi abuela me los hacía de fresa con su licuadora y recuerdo que eran mi merienda preferida para el verano junto con el pan con tomate y aceite!!! Poco más podemos decir de ellos… Clásicos, tradicionales, fáciles de elaborar en casa y llenos de vitaminas!

 

Horchata: ¿qué pinta aquí la horchata? Pues que es “typical spanish”, simple, refrescante y llena de proteínas e hidratos de carbono. Chufas + agua + azúcar = Horchata natural. Cabe destacar los beneficios digestivos de la chufa, además de considerarse un alimento energético y diurético.

Y con todo esto…. Creo que tenemos opciones suficientes para refrescarnos de un modo u otro este verano… y si no… siempre nos quedará la opción de una caña bien fresquita en el chiringuito de turno. ¡Feliz estío a tod@s!

Sin comentarios

COmentar